La carta ética o código de conducta es un herramienta de gran valor para la empresa. Su contenido determina y guía un código interno que deja claros cuáles son los principios internos de actuación.

La ética en los negocios está íntimamente ligada la estrategia empresarial; es la aplicación de principios éticos a las relaciones y actividades comerciales.

La ética empresarial es aplicable no solo a la forma en que la empresa se relaciona con un cliente, sino también a la sociedad en general. Es el valor de las cosas correctas e incorrectas desde el punto de vista comercial.

En este contexto, la carta ética se convierte en una guía de principios diseñada para ayudar a los profesionales a hacer negocios de manera honesta y con integridad.

La carta ética puede describir la misión y los valores de la empresa u organización, cómo se supone que los profesionales deben abordar los problemas, los principios éticos basados ​​en los valores centrales de la organización y los estándares a los que se rige el profesional, entre otros aspectos. También puede incluir un código de práctica profesional y un código de conducta de los empleados.

“La ética en los negocios es una reflexión sobre las prácticas de los negocios en las cuales se implican las normas y los valores de los individuos, de las empresas y la sociedad”.


-O. Gelinier

La importancia de la ética empresarial

La ética empresarial es todo aquello que hace referencia a las relaciones externas de tipo moral que las empresas o los profesionales mantienen con clientes, proveedores, competidores y organismos públicos, entre otros.

La importancia de la actuación ética en los negocios tiene que ver con el progreso en la economía. Porque no es posible el progreso económico sin un alto nivel de ética. Más allá de las exigencias legales, las empresas y negocios que muestran actuaciones éticas ofrecen un valor añadido y generan confianza.

Además de una actuación honesta, la ética empresarial implica la concienciación con un serie de problemas sociales que inquietan a la sociedad en general. Estos problemas son, entre otros, la contaminación, la seguridad de los productos respecto a la salud y/o el medio ambiente, la especulación, la explotación medioambiental y humana, etc.

En general, los expertos están de acuerdo en que la empresa sin ética no tiene futuro. Sin embargo, hay disparidad de opiniones en cuanto a los contenidos básicos de la ética empresarial y en cuanto a las vías de actuación para mejorar los comportamientos éticos.

La carta ética o código de conducta

Con el complejo entorno empresarial actual y los requisitos legales y reglamentarios en constante evolución, surgen nuevas situaciones en las que tomar la decisión correcta requiere considerar cuidadosamente muchos factores. Por lo tanto, es vital tener un código ético empresarial bien definido que facilite el acceso a la información que se necesite, cuándo y cómo se necesite.

La carta ética se diseña para organizar el respeto de la ley y la ética por parte de los integrantes de la empresa. Su objetivo es reducir las infracciones y establecer los principios morales de la empresa, así como las sanciones.

Por lo tanto, la carta ética incluye, por una parte, los compromisos de la empresa hacia su integrantes y, por otro, los compromisos de los integrantes de la empresa en sus comportamientos profesionales.

En este sentido, la carta ética además de incluir prohibiciones (legales y/o contractuales) con sus respectivas sanciones, también puede recoger los valores positivos que la empresa quiera promocionar y los ámbitos sensibles en los que pueden surgir problemas éticos respecto a comportamientos y decisiones.

“Crear un negocio fuerte y construir un mundo mejor no son metas contradictorias: ambas son ingredientes indispensables para el éxito a largo plazo”.


– William Clay Ford Jr.
Libro relacionado

Ética y responsabilidad empresarial, de Camacho Laraña y otros.

Bibliografía

Gelinier, O. (1991). Ética de los negocios. Madrid: Limusa.

Lozano, J., y Fernández Gómez, M. (1999). Ética y empresa. Madrid: Trotta.

Morris, D. (2004). Defining a Moral Problem in Business Ethics. Journal Of Business Ethics49(4), 347-357. doi: 10.1023/b:busi.0000020866.05705.d2

Velásquez, M. (2006). Ética en los negocios. Pearson Education Inc.