La gestión estratégica empresarial se ha vuelto crucial en el mundo de los negocios, dado el entorno cada vez más incierto y en rápido cambio en el que vivimos y trabajamos. Pero ¿por qué la estrategia empresarial es tan importante? ¿Cuál es la verdadera importancia de la gestión estratégica en las empresas?

La globalización, los rápidos cambios tecnológicos, los nuevos mercados consistentes y las expectativas cambiantes de los clientes, han provocado el surgimiento de una competencia feroz, cada vez más abrumadora. Debido a esto las empresas se hayan visto obligadas a pensar estratégicamente, a tomar decisiones planificadas siguiendo una estratégica.

Hoy en día, las empresas deben identificar y desarrollar las estrategias que les permitan alcanzar sus metas y objetivos de una manera óptima y productiva si quieren ser realmente competitivas.

“En el juego de los negocios los ganadores no son los mejores, sino los que dominan el juego“.


-Roberto Serra

Definición de gestión estratégica empresarial

La gestión estratégica empresarial, o simplemente estrategia empresarial, es la búsqueda deliberada de un plan de acción que desarrolle la ventaja competitiva de una empresa y la acentúe, de forma que ésta logre crecer y expandir su mercado reduciendo la competencia.

El estudio de la estrategia empresarial y la dirección estratégica constituye un aspecto fundamental en cualquier organización. Esto es así porque no solo por lo que representa para su estructura organizacional interna, sino también por lo que le permite conocer sobre su entorno.

La gestión estratégica implica la formulación e implementación de los principales objetivos e iniciativas tomadas por la alta dirección de una empresa en nombre de los propietarios, en función de la consideración de los recursos y una evaluación de los entornos internos y externos en los que compite la organización.

Importancia de la estrategia empresarial para la gestión de empresas

La gestión estratégica empresarial es uno de los campos de estudio que mayor interés ha despertado, tanto en el mundo académico como en el mundo de los negocios. La importancia de la dirección estratégica radica en su vinculación directa con los resultados empresariales.

La estrategia articula todas las potencialidades de la empresa, de forma que la acción coordinada y complementaria de todos sus componentes contribuya al logro de objetivos definidos y alcanzables.

Idealmente, el análisis estratégico debería buscar las relaciones sistemáticas existentes entre las elecciones que realizan la alta dirección y los resultados económicos que obtiene la empresa.

Por otra parte, las decisiones estratégicas implican el compromiso de importantes asignaciones de recursos de la organización a largo plazo. De hecho, la actuación estratégica se basa en el despliegue de los recursos de la organización, así como en la adquisición o generación interna de nuevos recursos. Dicha actuación se ve condicionada por una serie de factores contextuales que son invariables a corto plazo. Internamente, la estrategia de la empresa se ve condicionada por el conjunto de recursos que posee, así como por su estructura organizativa.

El entorno también condiciona las decisiones estratégicas de la empresa. La influencia del entorno viene determinada por las características del sector o sectores en los que la empresa lleva a cabo sus operaciones. También influyen otra serie de factores externos que restringen su comportamiento.

Para algunos la estrategia empresarial es la base fundamental del camino que opta por recorrer una organización o empresa para el logro de sus objetivos. Así, la estrategia sería la forma de vincular e insertar la empresa en el medio exterior con el objetivo de hacer a la empresa más competitiva.

Estrategia empresarial y adaptación a los cambios

La gestión estratégica en una empresa garantiza que se establezcan objetivos, que se describan los problemas principales y que se gestionen adecuadamente el tiempo y los recursos. También permite que se consolide el funcionamiento de la organización, que se establezca un entorno interno adecuado para lograr que los objetivos, las consecuencias y los resultados coincidan, y para que la organización sigue siendo flexible ante cualquier cambios

Las organizaciones que se basan en la gestión estratégica pueden tomar decisiones lógicas. Gracias a ello pueden obtener una ventaja en un entorno de competencia feroz. Al diseñar una estrategia, las empresas también determinan una forma de actuar y definen nuevos objetivos acuerdo con el cambio que se produce en su entorno.

Sin embargo, las organizaciones que no tienen ninguna estrategia no pueden estar seguras de su futuro. Esto se debe a que no han planificado dicho futuro , en consecuencia, este no está claro.

Es decir, las empresas sin una estrategia no pueden emplear sus recursos de manera efectiva y eficiente. Esto es así porque no pueden hacer un análisis estratégico que permita un uso efectivo de los recursos financieros y humanos.

Además, la gestión estratégica da a la organización la oportunidad de realizar un análisis estratégico para adaptarse a los cambios, que son más fáciles de detectar e, incluso, de intuir. La gestión estratégica empresarial no solo permite competir eficazmente, sino que también ayuda a dar sentido al futuro.

El surgimiento de la gestión empresarial como una institución distinta, fundamental y líder es un fenómeno esencial en la historia social. Raramente, si es que alguna vez ocurrió algo semejante, una nueva institución básica, un grupo líder nuevo, emergió tan rápidamente como sucedió con la gestión empresarial desde el amanecer del siglo XX”.


– Peter Drucker
Bibliografía

Bueno Campos, E., Morcillo Ortega, P., & Salmador Sánchez, M. (2006). Dirección estratégica. Madrid: Ediciones Pirámide.

Durmaz, Y. y Düsün, Z.P. (2016). Importance of Strategic Management in Business. Expert Journal of Business and Management, Volume 4, Issue 1, pp.38-45.

Guerras Martín, L., Navas López, J., & López Sáez, P. (2011). La dirección estratégica de la empresa. Cizur Menor (Navarra): Thomson-Civitas.

Jiménez Quintero, J., & Aldeanueva Fernández, I. (2018). Dirección estratégica internacional. Madrid: Ediciones Pirámide.

 Nag, R.; Hambrick, D. C.; Chen, M.-J (2007). “What is strategic management, really? Inductive derivation of a consensus definition of the field”. Strategic Management Journal. 28 (9): 935–955. doi:10.1002/smj.615

Porter, M., & Bueno Campos, E. (2015). Estrategia competitiva. Madrid: Pirámide.

Tapera, Julius. (2014). The Importance of Strategic Management to Business Organizations. Volume: 03. 122-131.