Para que el concepto de estrategia sea una herramienta útil para alcanzar los objetivos de la empresa es necesario que se implementen decisiones concretas para todos los niveles en que opera: los llamados niveles de la estrategia.

Los problemas y oportunidades específicos de cualquier empresa deben tratarse a distintos niveles como resultado de la división de ámbitos de actuación dentro de la organización y de la agregación de diferentes unidades operativas a distintos niveles.

En relación a lo anterior, se suelen considerar tres niveles de definición de estrategias: estrategia corporativa o de empresa, estrategia de negocio y estrategia funcional. Cada uno de estos niveles tiene asignadas diferentes competencias respecto a la toma de decisiones.

“Ninguna empresa puede tener éxito sin estar debidamente organizada”.


-James Cash Penny

Niveles de definición de la estrategia

Se suelen considerar tres niveles de definición de estrategias, correspondientes a los diferentes niveles de jerarquía en la empresa: estrategia corporativa o de empresa, estrategia de negocio y estrategia funcional.

Estrategia corporativa o de empresa


La estrategia corporativa o de empresa trata de considerar la empresa en relación con su entorno.

La estrategia corporativa o de empresa es el plan general de actuación directiva de la empresa diversificada. En este nivel se plantea en qué actividades desea participar y cuál es la combinación más adecuada.

Esta estrategia se refiere a las decisiones para establecer posiciones en industrias diferentes y a las acciones que utiliza para dirigir sus negocios diversificados.

En este nivel de estrategia adquiere más importancia relativa el primer componente del concepto de estrategia: el campo de actividad.

El cuarto componente de la estrategia, el efecto sinérgico, se entiende entonces como la búsqueda del efecto sinérgico resultante de la integración y la complementariedad de las distintas actividades de la cartera de negocios.

Estrategia de negocio o divisional


La estrategia de negocio o divisional se refiere al plan de actuación directiva para un solo negocio o unidad estratégica de negocio

Una de las características clave de la estrategia de negocio o divisional es que muchas empresas diversificadas adoptan esta estructura. En dicha estructura se intenta determinar cómo desarrollar lo mejor posible la(s) actividad(es) correspondientes a la unidad estratégica de negocio (UEN).

Además, es importante destacar que en la estrategia de negocio o divisional se trata de construir una posición competitiva mejor. Para ello hay que desarrollar las potencialidades internas.

Por otra parte, en esta estrategia el problema afecta a los componentes segundo y tercero de la estrategia: capacidades distintivas y ventajas competitivas, respectivamente.

En cuanto al cuarto componente de la estrategia, el efecto sinérgico, el énfasis se pone en la sinergia que produce la integración acertada de las diferentes áreas funcionales dentro de cada actividad.

Estrategia funcional


En la estrategia funcional la cuestión es cómo usar y aplicar los recursos y las habilidades dentro de cada área funcional de cada negocio o UEN. En relación a esto, en la estrategia funcional el objetivo es conseguir que estos recursos sean lo más productivos posibles.

Los componentes clave de la estrategia en este nivel son el segundo y el cuarto: las capacidades distintivas y el efecto sinérgico, respectivamente. El efecto sinérgico se deriva de la coordinación e integración correctas de las diferentes políticas y acciones que se diseñen dentro de cada área funcional.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que las estrategias funcionales deben contribuir para que se alcancen los objetivos de la empresa.

Además, las estrategias funcionales son esenciales para que las estrategias de niveles superiores tengan el máximo impacto.

Jerarquía de estrategias

Siguiendo a Cuervo García, estos tres niveles de estrategia forman una jerarquía de estrategias. Los diferentes niveles no representan niveles distintos que se puedan separar, sino que significan distintos aspectos de un mismo problema estratégico de la empresa.

 Esta idea hace necesaria la interacción entre los diferentes niveles para que la estrategia empresarial tenga éxito. Esto supone que las decisiones que se toman en un nivel superior condicionan las decisiones en los niveles inferiores, ya que definen el contexto en que deben adoptarse dichas decisiones.

Por ello, es tan necesaria la comunicación y el intercambio de información entre los diferentes niveles, tanto para para coordinar las diferentes estrategias, como para asegurar la coherencia entre las estrategias y los objetivos de la empresa.

Relación entre los diferentes niveles de la estrategia

Cuervo García propone la siguiente relación entre los diferentes niveles de la estrategia:

niveles-de-la-estrategia-cuervo-garcia

¿Por qué hay que distinguir entre los niveles de la estrategia?

La importancia de distinguir entre diferentes niveles de la estrategia se debe a que cada uno de estos niveles jerárquicos tiene competencias propias respecto a la toma de decisiones estratégicas. Debido a esto existen responsables en cada nivel.

Además, en cada nivel se ofrece una visión diferente del mismo problema estratégico. De este modo se pueden ofrecer soluciones distintas desde diversos puntos de vista.

Así, una interacción coherente y coordinada entre los diferentes niveles de la estrategia dará como resultado unas propuesta mejor en la que, debido a esta jerarquía, las estrategias superiores condicionan a las inferiores.

La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento. Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso”.


-Peter Drucker
Bibliografía

Cuervo García, A., y López Moreno, M. (1995). Dirección de empresas de los noventa. Madrid: Cívitas.

Durmaz, Y. y Düsün, Z.P. (2016). Importance of Strategic Management in Business. Expert Journal of Business and Management, Volume 4, Issue 1, pp.38-45.

Guerras Martín, L., Navas López, J., y López Sáez, P. (2011). La dirección estratégica de la empresa. Cizur Menor (Navarra): Thomson-Civitas.

Hunger, J., y Wheelen, T. (1997). Essentials of strategic management. Reading, Mass.: Addison-Wesley.

Jiménez Quintero, J., y Aldeanueva Fernández, I. (2018). Dirección estratégica internacional. Madrid: Ediciones Pirámide.