El objetivo de la dirección estratégica empresarial es formular una estrategia para la empresa y ponerla en marcha. Según esto, las funciones de la dirección estratégica incluyen el desarrollo y la movilización de los recursos disponibles en la organización, la coordinación de estos recursos de una manera óptima y la creación de de valor.

Como parte de la dirección empresarial, la dirección estratégica se ocupa de formular e implantar la estrategia. Para ello moviliza los recursos de la organización y abordan la creciente complejidad de las empresas y del entorno.

El proceso de dirección estratégica requiere una planificación, un proceso continuo de toma de decisiones, decidiendo por adelantado qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y quién lo va a hacer.

Esta toma de decisiones estratégicas es función y responsabilidad de directivos de todos los niveles de la organización. No obstante, la responsabilidad final corresponde a la alta dirección. Es esta quien establecerá la visión, la misión y la filosofía de la empresa.

Artículo relacionado: ¿Por qué es importante la gestión estratégica empresarial?

Características de la dirección estratégica

La dirección estratégica es el conjunto de actividades que se consideran en una empresa para la toma de decisiones y estrategias de cambio organizacional. Las funciones de gestión estratégica proporcionan una forma de organizar, decidir e implementar estrategias. Se ocupan principalmente de los objetivos estratégicos de las organizaciones.

Según Cuervo García, la dirección estratégica se caracteriza por:

  • la incertidumbre sobre el entorno, el comportamiento de los competidores y las preferencias de los clientes,
  • la complejidad derivada de las distintas formas de ver el entorno, la interrelación del entorno con la empresa, y
  • los conflictos organizativos entre los que toman las decisiones y los que se ven afectados por ellas.

Artículo relacionado: ¿Qué es la dirección estratégica empresarial?

Objetivos y funciones de la dirección estratégica

Las funciones de gestión estratégica se ocupan de la gestión de las áreas funcionales que están involucradas en la planificación estratégica. Los esfuerzos de implementación se realizan a nivel operativo, táctico y estratégico. La gestión estratégica proporciona un enfoque sistemático para tener un impacto positivo en las estrategias de una organización.

Formular e implantar la estrategia

En un contexto incierto, complejo y conflictivo, una de las principales funciones de dirección estratégica es ocuparse de formular e implantar la estrategia. Ello implica que, para lograr los objetivos, es necesario movilizar los recursos de la empresa.

Esto supone desarrollar tres funciones básicas: desarrollar y movilizar de los recursos y capacidades de la empresa, coordinar los diferentes recursos para que estén disponibles, y buscar rentas empresariales (creación de valor).

Desarrollar la estrategia y visión de la empresa

Desarrollar la estrategia y visión de la empresa implica definir la visión y misión de la organización, que en esencia significa el propósito de su existencia. También implica el desarrollo de la estrategia de la empresa para trazar su patrón de crecimiento futuro a partir de algunas acciones específicas.

Identificar productos y mercados

El crecimiento significa innovación constante para mantener la ventaja competitiva y la cuota de mercado. Por eso, una de las funciones de la dirección estratégica es identificar los nuevos productos y las nuevas geografías que la organización necesita explorar. También significa evaluar la viabilidad del producto, servicio y mercado existentes, y valorar si se continúa o no.

Enfocarse en el posicionamiento de la marca de la empresa

La empresa tiene un valor de marca y una posición por la que las personas la identifican. La gestión estratégica significa defender, sostener y reforzar este posicionamiento de marca. Esto se hace asegurando que la estrategia esté alineada a la marca, así como todas las acciones internas y externas.

Alinear empresas o departamentos

La gestión estratégica garantiza que ningún segmento comercial o departamento de la organización trabaje de forma independiente. Cuando se lleva a cabo la planificación, se tienen en cuenta las opiniones de todos los departamentos y empresas. Las decisiones finales se comparten y discuten para garantizar que haya una alineación del propósito y las metas de la organización.

Planificar y reorientar

La gestión estratégica tiene que ver con la planificación del negocio. Esta planificación significa que una de las funciones es corregir el rumbo del desempeño del negocio en caso de que no esté siguiendo la tasa de crecimiento adecuada.

Artículo relacionado: Evolución de los sistemas de dirección empresarial

Componentes básicos de la estrategia

La dirección estratégica debe identificar los componentes básicos de la estrategia para definirla. Menguzzato y Renau proponen los siguientes:

  1. Campo de actividad. Para delimitar el campo de actividad de la empresa es necesario establecer su relación productiva con el entorno socioeconómico a través de la definición de los diferentes negocios en los que participa.
  2. Capacidades distintivas. La definición de las capacidades distintas debe incluir tanto los recursos como las habilidades de la empresa para dar respuesta a los retos del entorno.
  3. Ventajas competitivas. Las ventajas competitivas son las características que diferencian a la empresa de la competencia, bien por la reducción de los costes de sus productos o por su mejor posicionamiento para la obtención de mayores rentas.
  4. Efecto sinérgico. El efecto sinérgico supone la búsqueda y explotación de interrelaciones entre distintas actividades, recursos, habilidades, etc. de la empresa para la creación de más valor del que se lograría con la actuación separada de estos elementos.

Artículo relacionado: El concepto de estrategia aplicación a la dirección empresarial

El papel de la dirección estratégica en el ámbito empresarial

 Cuervo García hace las siguientes reflexiones sobre el papel de la dirección estratégica en el ámbito empresarial. Por una parte, explica que el proceso de dirección estratégica está afectado por los valores y las expectativas de los líderes empresariales y de los grupos que se relacionan con la empresa y que tratan de influir en ese proceso.

Por otra parte, recalca que las condiciones de incertidumbre, complejidad y conflicto en los que se enmarca el proceso de dirección estratégica hacen difícil articular este proceso.

¿Quieres iniciar tu propio negocio online, abrir un ecommerce o tener una academia virtual?
Gracias a los cursos de desarrollo web y marketing online a través de videotutoriales paso a paso con soporte para dudas de DavidIbiza podrás alcanzar todos tus objetivos.

DavidIbiza ofrece una solución integral para todo el que quiera iniciar su proyecto en Internet.
Suscríbete y accede a todos los cursos desde el primer día, a descargas de plugins premium, a las licencias de los mejores temas de pago, soporte técnico para dudas sobre los cursos, orientación, recomendaciones, y todo lo que necesites para tu negocio online… a un precio que se sorprenderá.
▶️▶️ Más información AQUÍ ◀️◀️